El gendarme – Un orfelinato (Partes 1 y 2)

La palabra gendarme, siempre me generó una imagen de una persona recia, dura, custodio fiel, estoico, hasta con una cuota de agresividad, tal vez de sentimientos poco intensos y algo pobre en sentimentalismos.

De ahí que, cuando al poco de llegar a Haití, me enterara que unos 80 de los casi 400.000 huérfanos que existen en este lugar eran atendidos por un gendarme y además argentino, mi sorpresa fue mayúscula y mi interés creciente en cuanto a conocer a este particular sujeto.

Alguien le hizo llegar este deseo y a los pocos días de mi estadía se apersonó en la farmacia. Luego de conocerlo y tras un intercambio de mails y llamadas telefónicas logramos concretar, el viernes 26 de febrero, una ansiada visita al Orfelinato Rose Mina de Diegue.

Junto a Miguel; un marino argentino que está trabajando para las Naciones Unidas y que gentilmente se ofreció a llevarnos y que también tiene un vivo interés en tareas humanitarias; Gonzalo, Paola y David, todos estos últimos médicos, arribamos a la citada instalación a eso de las 3 de la tarde.

Ni bien llegamos varias decenas de niños nos recibieron gritando a coro Ar-gen-ti-na, y nos rodearon con gran alegría. Luego de las consabidas presentaciones, subimos unas escaleras y entramos en un recinto en el que el intenso calor reinante era equiparable al intenso calor humano emanado por estas criaturas. Fuimos rodeados y requeridos por esa gran masa de pequeñuelos de piel oscura, cuya monotonía de color era interrumpida por el blanco de unos ojazos tiernos, ávidos de cariño y el de una sonrisa fulgurante que parecía irradiar la esencia de un alma muy pura y muy simple.

Un par de días después de esta experiencia, leyendo a Saramago rescaté una frase que se adecua en un todo a lo que se percibía en esta situación y a estos seres tan particulares: “gente de poco tener y mucho sentir”.

La visita continuó jugando con los niños durante un buen rato, haciéndolos cantar, por momentos ellos entonaban canciones típicas y por ahí saltó uno los nuestros con el Chu chu ua de Piñón Fijo y hete aquí que el coro de niños tenía un conocimiento pleno del tema, denotando la universalidad de nuestro coterráneo al menos en esta parte de América y atendiendo también a la diferencia de idioma.

Con esfuerzo Miguel y yo logramos abandonar un instante a los niños y nos fuimos a hablar con el gendarme al que todavía no presenté, se llama Osvaldo Fernandez, como dije es argentino, llegó no sé bien cuando, hace unos años también en una misión de paz de la ONU, se enamoró de Haití y también de una haitiana llamada Roland Celestin, su esposa actual y juntos dirigen el Orfelinato Rose-Mina de Diegue.
Osvaldo se retiró como gendarme, tiene su pensión por tal actividad y además es director técnico de futbol de un equipo de República Dominicana.

Nos mostró las instalaciones del orfelinato, pudimos tomar cuenta de algunas de las necesidades del mismo, algunas transmitidas verbalmente por Osvaldo y otras que se evidenciaban por la sola observación del recinto o de sus moradores.

Debido a la necesidad de cumplir con un horario de regreso tanto por parte de las obligaciones de Miguel y por las nuestras en el hospital, y tras la ardua tarea que me demandó despegar de los niños a esos tres jóvenes médicos que evidenciaban plenamente su paternidad aún no satisfecha, emprendimos la vuelta con una confusa pero profundamente regocijante mezcla de sentimientos y con la plena sensación de que es mucho lo que podemos aportar con un mínimo de voluntad.
No sé si he podido lograr una transmisión aunque sea aproximada de la experiencia y de sus actores, porque no me resulta para nada fácil describir sentimientos, pero si al menos he llegado al corazón de algunos lectores de este texto el objetivo fue cumplido.


Pd:
En diario Clarín del 12-02-10 publicaron una nota del orfelinato.
Se puede leer en el siguiente link: http://www.clarin.com/diario/2010/02/12/um/m-02138960.htm
El orfelinato dispone de una página web cuya dirección es la siguiente: http://www.juntosporhaiti.org/photo_player_flash.htmlAdemás en el día de hoy fue transmitida por Canal 9 de Buenos Aires una nota que le hiciera la periodista Canosa.

El gendarme – Un orfelinato (Parte 2)

A los que hayan sentido que el mensaje anterior les movió algo su interior y que creen que pueden hacer algo por alguien trataré de transmitirles algo de lo poco que sé y que puedo haber aprendido en este poco tiempo y que se refiere al tema de la ayuda que se pudiera prestar:

  • Por qué?: La respuesta a ésta pregunta debería estar explícita e implícita en el texto anterior del mismo nombre con la extensión (1).

  • Qué?: Parte de las necesidades se pueden haber recabado en la dirección web del orfelinato. Por lo que pude apreciar hay muchas más que quizás son más difíciles de concretar, por lo menos en lo material directo, pues son necesarias muchas mejoras edilicias como por ejemplo, pisos, baños, etc. Hay muchas personas trabajando allí dentro dos enfermeras que cobran un sueldo de 100 dólares cada una más algo de comida que se llevan a su casa desde el orfelinato. Este sueldo era cubierto por haitianos. La continuidad de estos aportes está en riesgo debido a las secuelas económicas del terremoto. (*)

  • Cómo?: La única forma que conozco hasta el momento es a través de los Cascos Blancos. He podido conseguir el mail y el teléfono del encargado logístico de esta institución. Quizás algunos de los reciben este correo pueda saber de alguna otra manera, ruego hacerla llegar, para retransmitirla a quien la requiera. (*)

  • Cuándo?: Ahora, mañana, el mes que viene, el año que viene. En cualquiera o en todos los momentos propuestos. Estos niños se harán grandes y podrán ser personas de bien, vendrán otros y seguirá porque la pobreza estructural de Haití difícilmente cambie de un día para otro. Bienvenidas serán las ayudas ocasionales o circunstanciales pero mejor aún aquellas permanente y sostenidas que permitan brindar un mínimo de previsibilidad a los directores de este instituto.

  • Cuánto?: Esta respuesta es privativa de cada individuo. Tan sólo depende de la posibilidad y de las intenciones.

(*) Como el contacto con Osvaldo si bien no fue único, fue esencialmente breve, es probable que en un futuro cercano nos reunamos a charlar un buen rato para poder hacer un listado de necesidades bien concreto y para que pueda darnos más detalles sobre la forma de hacer llegar la ayuda.


11 comentarios:

  1. Hola Jorge! Te felicito por el trabajo que estás haciendo! La verdad ni sabía nada y me acabo de enterar por la página del colegio. Te Mando un abrazo enorme y te deseo el mayor de los éxitos!
    Esteban Scabuzzo

    ResponderEliminar
  2. Hola Jorge, mi nombre es Miguel Cano y participé como Médico Anestesiólogo en el Haiti VI, por lo que realmente entiendo de lo que estás hablando ya que pasé por ese mismo orfanato y me sorprendí y emocioné por la tarea que realizan Osvaldo y su mujer.
    Evidentemente era otra la situación ya que todavía el terremoto no había desbastado toda la isla.
    Te felicito a vos y a todos los que puedan continuar con esta tarea ya que la única manera de que esos niños puedan sobrevivir es con la ayuda de todos.
    En su momento nosotros también los ayudamos con todo lo que se pudo y veo que esa tradición siguió y espero que continúe.
    Un abrazo y gracias por estar con ellos.

    ResponderEliminar
  3. Tuve la oportunidad de compartir con usted en haiti, junto a la brigada de iniciativas comunitarias.

    Tiene usted el don de la letra, espero mantener comunicacion. Desde Puerto Rico

    Alex Diaz.

    ResponderEliminar
  4. Jorge, mi mas sincero reconocimiento y felicitaciones por lo que haces!!!

    un gran abrazo

    guillermo

    ResponderEliminar
  5. Hola Jorge, la verdad que me emocione mucho al ver esto, te felicito por todo lo que has hecho por todas aquellas familias, los niños, la verdad que es un milagro, a pesar de todo lo que tuvieron que vivir,no se como ezplicarte todo esto pero para mi, es increible, todo lo que has hecho vos y las otras personas que han ido a Haití...
    Despues de que paso todo esto, yo siempree soañaba con ayudar a las personas mas nececitasdas, como por ejemplos los de Haití, que son lo que mas lo necesitan, es incleible por todo lo que tuvieron que pasar, y espero que esto no vuelva a suceder nuncas mas, por suerte en la Argentina no sucedio algo tipico como lo de Haití, ojalá pronto, pudiara ir a Haití e ir a visitar a todas aquellas personas que tuvieron que pasar por el terremoto y estasr con ellos y que me cuenten a cerca de sus vidas, la verdad que no se mas que decirte, solo que te felicito mucho por todo lo que hayas hecho por todas esas personas, que son las mas necesitadas!
    No tengo mucho por decirte sos FELICITACIONES!

    ResponderEliminar
  6. Jorge, mi nombre es Alicia Adriana Ruescas, de profesión docente, mi esposo se llama Edgardo Alberto Aguilar, de profesión Farmacéutico, egresado de la Universidad Nacional de Córdoba. Nos conmovió profundamente lo sucesido en Haití y leímos muy atentamente todo lo relatado por Ud. Nuestras Felicitaciones. Nuestra intención es colaborar con la fundación que lleva adelante el Genderme ARGENTINO, OSVALDO FERNANDEZ. Además estamos intersados en adoptar un niño haitiano, por circunstancias de la vida, no pudimos tener hijos y deseamos dar todo el amor y educación a quién más lo necesitan, no tenemos problemas si son hermanitos, adoptar dos. Nuestra situación económica nos posibilita hacer esta obra de amor. Lo saludamos con afecto y un fuerte abrazo. Somos un matrimonio de paraná pcia de entre ríos. Mi correo es aliadri2007@hotmail.com. Mi celular es 0343 154555602. Me gustaría que me asesore cómo hacer para adoptar un niño. Desde ya mis felicitaciones

    ResponderEliminar
  7. Hola Jorge,
    es una gran labor realizada y sin caer en hipérboles resulta perfecta al saber que disfrutas de hacer ese trabajo y compartir los logros con tu familia.
    Un gran saludo y que sigas cosechando logros y sonrisas
    saludos,

    Gabriel

    ResponderEliminar
  8. hola Jorge queria preguntarte si es posible adoptar desde argentina si podes mandarme informacion analiagianni@hotmail.com muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. Jorge
    Primero que todo felicitarte por tu misión de ayuda voluntaria en Haití, demuestra que eres un gran ser humano sobre todo en estos tiempo donde se vive mucho el individualismo. Te cuento, soy de Chile de la ciudad de Iquique, y en 3 semanas mas viajo a Haití..motivo de mi viaje, solo voy con la idea de ayudar, sobre todo a los niños, para ello he comprado algunos juguete que si bien, no ayudan en nada a superar su critica situacion; al menos por unos instantes serán felices. Soy abogado por lo que mi profesión no es de gran utilidad allá, pero voy con toda la disposición de ayudar a cocinar, lavar, leer cuentos, limpiar ..lo que sea necesario. El problema que se me presenta es que no tengo un contacto cierto allá en Puerto Principe, por lo que quisiera saber si tú o alguien que ha comentado este Blog y ya ha estado en Haití; me pueda ayudar con esto para no llegar tan a ciegas. he intentado entrar a la pagina de Rose Mina a través del link que pusiste en este Blog pero nada!dice que no existe. Desde ya agradeceré todo tilo de ayuda, datos o comentario que me ayuden en mi primera visita a este incomprendido País.
    saludos cordiales
    Andrea

    ResponderEliminar
  10. Jorge
    Primero que todo felicitarte por tu misión de ayuda voluntaria en Haití, demuestra que eres un gran ser humano sobre todo en estos tiempo donde se vive mucho el individualismo. Te cuento, soy de Chile de la ciudad de Iquique, y en 3 semanas mas viajo a Haití..motivo de mi viaje, solo voy con la idea de ayudar, sobre todo a los niños, para ello he comprado algunos juguete que si bien, no ayudan en nada a superar su critica situacion; al menos por unos instantes serán felices. Soy abogado por lo que mi profesión no es de gran utilidad allá, pero voy con toda la disposición de ayudar a cocinar, lavar, leer cuentos, limpiar ..lo que sea necesario. El problema que se me presenta es que no tengo un contacto cierto allá en Puerto Principe, por lo que quisiera saber si tú o alguien que ha comentado este Blog y ya ha estado en Haití; me pueda ayudar con esto para no llegar tan a ciegas. he intentado entrar a la pagina de Rose Mina a través del link que pusiste en este Blog pero nada!dice que no existe. Desde ya agradeceré todo tilo de ayuda, datos o comentario que me ayuden en mi primera visita a este incomprendido País.
    saludos cordiales
    Andrea 

    ResponderEliminar
  11. hola jorge.... hermoso todo lo que haces, me encanto este blog y lo gran persona que demostras ser.
    el motivo principal de mi contacto con vos es pedirte informacion acerca de las formas de adopcion, o algun dato donde pueda encontrar esa informacion. yo vivo en argentina, mas precisamente en la provincia de san luis.
    desde ya te agradezco enormemente tu ayuda.

    m_serednicki@hotmail.com

    serednicki mariana

    ResponderEliminar